He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

10 fallos míticos de principiante en Redes Sociales

Escrito por: Diligent Team

Las Redes Sociales son un poquito más complicadas de lo que parecen. Es cierto que, llevarlas, las puede llevar cualquiera, pero gestionarlas y que den resultados… Ojú, no es tan sencillo. Por ello y, para echar una mano a los que, como yo, aprenden cada día, os mostraré 10 fallos míticos de principiante en Redes Sociales:

 

1. Conectar todas las Redes Sociales para que cada mensaje “llegue a más gente”

Comenzamos con el error por excelencia: “me monto Facebook y Twitter y, como no tengo tiempo para llevar las 2, las conecto. Si tengo Instagram, también. A la saca”.
Pues muy mal hecho. A nadie le hace ni puñetera gracia que le estés redirigiendo de una red a otra. Si te quiero seguir por Facebook, ya te seguiré por Facebook, pero por Twitter ya puedes tener claro que no te voy a seguir. Observar estados de Facebook llenos de hashtags tampoco es plato de buen gusto. A nadie le gusta seguir a robots y, créeme, el hecho de que no estés publicando ex profeso en una red canta bastante. De hecho, se notará en los “flagrantes” resultados de tu Red fantasma.

2. Hablar al púlpito como si fueras el cura de tu pueblo

Otro de los errores típicos en redes sociales. Las Redes son para conversar, no para sermonear, con lo que de nada sirve que sueltes una parrafada explicando tu sabiduría, porque aburrirás hasta a las ovejas. Para empezar, cuando vemos “leer más”, pasamos de leer más. Lo único que conseguirás será que tus fans se aburran y te dejen de seguir. Para tener éxito, lo que tienes que buscar es conversación y bidireccionalidad. Empieza por hablar de tú en lugar de vosotros invitando a que otros den su opinión: ¿Te gusta? ¿qué opinas? Notarás la diferencia.

3. No adaptar los textos de los títulos de los post

Postear en una red no es poner un link con el título del post y ya está. Crea espectación, juega con los campos (los de Facebook son todos editables) y en lugar de una parrafada que acaba en puntos suspensivos, juega con llamadas a la acción.

4. Hashtag que te quiero hashtag:

Existe la creencia de que cuantos más hashtags uses más gente te verá. Además de que no es del todo cierto, lo único que consigues es que al que sí te sigue le parezcas un friki que no aporta nada. Un hashtag bien usado, sirve para categorizar el post y resultar relevante. Si sacrificas un buen contenido para poner 400 hashtags… Creo que sabes la respuesta.

5. Mendigar popularidad

“Por favor, hazme un RT”... No sé si hay algo más triste. Lo mejor de todo, es que no sé para qué sirve. Haz algo para merecerlo y ya me pensaré si te sigo ¿no?. Esto responde a la típica acción a la desesperada para conseguir fans que huele a tufillo del malo. Te diré lo que no quieres oír: esto que haces, es hacer spam y te va a crear más mala reputación que al repipi de la clase.

6. Hablar solo de ti y de lo fantástico que eres

Muchas marcas, convencidas de que hay que vender los “beneficios del producto” se dedican continuamente a autoalabarse en Redes Sociales. Querido, más que Richard Gere pareces el típico ligón de discoteca del que todo el mundo huye. ¿O acaso te gusta estar con personas que solo hablan de sí mismas? (Que haberlas, haylas). En Redes eres uno más, así que, si quieres ganarte a la gente, usa las artes de un buen seductor: buena presencia, escucha, interactúa, sé interesante… Y lo lograrás.

7. Pensar que todo acaba en publicar

Nada más lejos de la realidad. Si buscas interacción, tú también tendrás que interactuar con los demás: si escriben en tu página de Facebook o en tu timeline de Twitter, por supuesto que tienes que contestarles y avivar la conversación tanto como sea posible. Por otro lado, si te molestas en buscar influencers e interactuar con ellos, conseguirás que poco a poco ellos empiecen a hacerte caso. Eso sí: elige bien el momento, no vayas a convertirte en el típico desesperado del punto número 5.

8. Usar el mismo tono para todas las Redes Sociales

Facebook es para entretenerse, Twitter es más profesional pero admite de todo, Linkedin es estrictamente profesional… No se puede publicar lo mismo en todas partes, ya que puedes quedar muy fuera de lugar y como un completo inexperto en el Social Media. Por esto, siempre es importante saber en qué Redes estás y con qué propósito. Hacer las cosas sin tener una estrategia, es tontería. No pierdas el tiempo siendo ineficiente.

9. No publicar en una semana y después chorrocientos contenidos de golpe

Tienes una semana muy ajetreada y a tu público, si te he visto no me acuerdo. Luego, de repente, reapareces como un ave fénix disparando contenidos como una metralleta. Quieto, ¡figura! No trates de compensar tu anterior etapa, que estás agobiando a quien te sigue. Si tienes muchos contenidos, ten paciencia y repártelos, ya que probablemente la mayoría de ellos sean atemporales y se puedan usar un par de días después. Prográmalos para diferentes días y no solo tendrás contenidos para toda la semana, sino que tu audiencia recibirá impactos regulares y no se olvidará de ti.

10. Usar las redes como un escaparate

Colgar el menú del día, poner los productos con precios como si fuera una tienda online… Las Redes ni son una tienda ni un escaparate. La gente está en ellas para conversar y entretenerse. Por esto, debemos ser sutiles y presentar la información de manera subliminal. Si bombardeas con ofertas, solo conseguirás que te baneen. Las Redes sirven para fidelizar al cliente haciendo branding, para crear ese “top of mind” y que cuando al cliente le surja un deseo o una necesidad relacionadas con tu negocio, se acuerde de ti. ¿Es difícil de conseguir? Sí. Pero la recompensa merece la pena.

Estos son solo 10 fallos de principiante en Redes Sociales, pero hay más ¿Conoces alguno? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Alimenta con lectores tu blog

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Del blog al éxito

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Como triunfar con tu tienda online

Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Fotografía de producto

Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×