He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

¿Cómo gestionar un proyecto web?

Escrito por: Diligent Team

Seguro que te habrá tocado alguna vez un capullo que te diga cómo debes hacer tu trabajo sin tener además ni puñetera idea de lo que está diciendo. Hoy ha sido uno de esos días. Es como si entraras a una joyería y, mientras examinas una hermosa joya, le dijeras al joyero artesano cómo debería haberla hecho (...por el simple deporte de tocar las narices). Pues bien, esto me ha inspirado, así que he decidido hablaros de cómo gestionar un proyecto web y lo importante que es dejar claro a tus clientes tu metodología de trabajo para evitar futuras confusiones, malos entendidos y sobe todo que no te mareen.

Antes que nada, quiero dejar constancia del hecho de que al trabajar en una agencia, lo normal es que te especialices en un área y solo te dediques a eso. En cambio, cuando sales al campo laboral como freelance y empiezas a llevar tus propios clientes, debes tener en cuenta que el cliente va a pedirte asesoramiento en todas las fases. Por lo tanto, debes controlar y saber manejar todas las partes del proceso a la hora de desarrollar un proyecto web: desde la etapa comercial o toma de contacto hasta la entrega y servicio post venta.

En el día a día, veo como cada cliente es un mundo: tienen sus propias necesidades, condiciones y “caprichos”. Lo importante es ser muy metódico y seguro para no darles mucho margen de acción. Recuerda que ellos te buscan para que los ayudes a solucionar su problema de comunicación, con lo cual tu estás en la posición de asesorarlos y guiarlos, pero dentro de una logística razonable y consensuada por ambas partes.

El cliente es quien debería adaptarse a tu manera de trabajar. Tú debes poner las pautas de cómo llevar el desarrollo, no a la inversa. Vale que es él quien paga, pero tú debes dirigirlo para poder cumplir los plazos de entrega y de la manera más profesional. Al fin y al cabo, lo que queremos es ganar rentabilidad y en este punto, el factor tiempo y las famosas correcciones o “cambios” pueden hacer que un buen presupuesto se convierta en una COLOSAL “Pillada de dedos”.

Para evitar esto, te propongo algunas ideas que te ayudarán a gestionar un proyecto web de forma exitosa. De esta manera darás una imagen de seguridad, profesionalidad y además, tendrás más control sobre el proyecto.

 

Ideas para gestionar un proyecto web

- Haz que te rellenen un briefing (esto te ayudará a tener una idea clara de las necesidades del proyecto) Aquí te explico cómo hacer un briefing

- Establece una vía de comunicación fluida Seguro que a más de uno le habrá tocado un cliente que no sabe ni abrir un correo. No puedes pretender que tu cliente maneje las herramientas de comunicación al mismo nivel que tú, así que ofrécele sistemas sencillos de gestión para el intercambio de documentos: Dropbox, Drive, Basecamp, etc. Aquí te propongo un post sobre herramientas de trabajo colaborativo.

- En el presupuesto, no des nada por supuesto (aquí te explico cómo hacer un presupuesto web).

- No empieces el proyecto sin una paga y señal (el compromiso económico es básico y te evitara un gran dolor de cabeza).

- Ofrece un croquis del proyecto. Pon claros los apartados y funcionalidades de la web.

- Especifica las fases a llevar a cabo. Dejar claro las fases y cuáles fases dependen del cliente para el buen desempeño. Ejemplo: textos, base de datos, imágenes... (Es importante que sea consciente de que las cosas no se hacen apretando solo un botón)

- Determina una planificación en el tiempo (calendario de entrega que puedas cumplir). En este caso, debes dejar claro que si el cliente se retrasa en la aprobación de una fase, el retraso del proyecto está fuera de tu responsabilidad. Ahora bien, es vital hacer un seguimiento al cliente para que pueda cumplir con sus plazos de aprobación. Si no haces este control, puedes caer en un eterno retraso. Recuerda que un trabajo retrasado se refleja en el pago final.

- Entrega al cliente todas las pantallas de todos apartados de la web y que te las apruebe. Si al cliente le enseñas detalladamente cómo va a quedar la web finalizada en varias imágenes JPG, ya dará por hecho que la web programada será la reproducción exacta del pantallazo que le estás ofreciendo. Así que, de ese modo la fase de programación es más sencilla y dejas al cliente con la tranquilidad de que la web va por buen camino.

Ahora bien, tu programador web también necesita la misma referencia visual para que lo haga exactamente como el cliente lo desea y ha aprobado. Él no cuenta con todas las explicaciones previas porque quien gestiona eres tú. Mientras más claro lo tenga el programador, más le facilitas el trabajo y te aseguras de que cumpla. Si no, puedes caer en el bendito pozo sin fondo de “Correcciones y Cambios” que tanto tocan los...  Con la aprobación previa te aseguras que todo salga como el cliente y tú queréis.

- Pero OJO, no des un paso adelante si la aprobación de la etapa anterior. Esta premisa es crucial para el buen desempeño del proyecto, sobre todo en el paso de diseño a programación. Ni se te ocurra programar sin la aprobación de todos los apartados diseñados. Esto te lo digo porque, si mientras estás programando, al cliente se le gira la cabeza y se encapricha por algo, le puedes decir que tienes todas las hojas firmadas y que, si quiere un cambio que aumente las horas de programación, tienes que cobrarle el tiempo extra. Vale que sea tu cliente pero, basta de emplear tiempo gratis, ¿no crees?

- Desarrolla la web en tu propio servidor. Es más fácil desarrollar la web en tu server y luego volcarla al servidor del cliente que no directamente. Además, en más en más de un caso el cliente aún no habrá contratado el servicio de hosting.

- Pon límites a las modificaciones. Después de la entrega, puede pasar que te pidan más cambios. Es aquí donde debes cobrar el tiempo adicional por la “cantidad de cambios requeridos”. Hay que poner límites. Si haces que los cambios representen un coste adicional, harás que se lo piensen dos veces antes de pedirte algo.

Dedicado a todos los que nos ha tocado aguantar COLOSALES "Pilladas de dedos"  :-))

Espero haberte sido de ayuda.

¡Hasta la próxima!

 

Deja un comentario

Alimenta con lectores tu blog

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Del blog al éxito

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Como triunfar con tu tienda online

Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Fotografía de producto

Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí X