He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

¿Cómo redactar contenidos web que realmente gusten y se compartan?

Escrito por: Diligent Team

Llevo días leyendo un libro muy interesante llamado “Contagious” (Cómo conseguir que tus productos e ideas tengan éxito) de Jonah Berger (Profesor de Marketing en la Universidad de Pennsylvania) Una excelente publicación que te ayudará a comprender a través de 6 principios básicos cómo diseñar contenidos contagiosos (virales). En este caso estoy llevando este análisis de Johan al tema central de esta entrada. Como redactar contenidos web que realmente guste y a la vez provoque compartirlo.

Cuando hablo del concepto "contenidos", me refiero a historias, artículos, noticias, relatos, productos, vídeos, eventos...  Y cuando menciono “contagiosos”, me refiero a la alta probabilidad de extenderse o difundirse a través del boca a boca y que alguien quiera compartirlo en las redes sociales. Es decir, ¿qué hace que la gente hable de algo en concreto y quiera compartirlo?

Del mismo modo que hay recetas deliciosas que comparten ingredientes como el azúcar, en el campo de la publicidad se da lo mismo en los anuncios y vídeos virales. Poseen características en común y debido a un extenso análisis, Jonah ha dado con 6 reglas comunes y sencillas que nos enseñarán cómo redactar contenidos para tu web o blog.

Para este caso quiera comentar el primer punto del libro porque me parece realmente interesante.

Usa la Moneda Social para redactar contenidos web que realmente gusten

¿Qué impresión quiere dar la gente cuando habla de algo en concreto? En general, muy probablemente quieren parecer ingeniosos en vez de atontados, adinerados en vez de necesitados...  Lo que usamos, comemos o vestimos influye en la percepción que los demás tienen de nosotros. Ahora bien, a las personas por naturaleza les gusta compartir cosas y que a su vez les haga sentir bien hacerlo. Vaya, que nos gusta alardear. Nos gusta contar las cosas “guays” que nos han pasado hoy en nuestro muro de Facebook, el plato tan delicioso que estoy comiendo, las súper vacaciones que me he pegado en Semana Santa, el coche que me he comprado, el vídeo del que todo el mundo habla...

La moneda social es tener o conocer algo “guay” que podamos compartir y que además nos haga parecer ingenioso o a la última de todo. Como por ejemplo, saber ¿Qué se tritura mejor, un iPhone 6 o un Galaxy S7?  No se trata sólo de vanidad. En un estudio de Harvard (por Jason Mitchell y Diana Tamir) se descubrió que compartir información de uno mismo, como hablar de lo que has hecho el fin de semana, es tan gratificante como comer una tableta de chocolate.

De modo que, para hacer que la gente hable de algo, debemos ofrecerle una moneda social que le motive a compartirlo con sus amigos. Debemos ser capaces de encontrar algo excepcional en nuestros servicios o productos y generar mensajes que ayuden a provocar esa acción que deseamos en los demás. Es decir, que lo compartan. Una licuadora por sí sola no tiene gran atractivo, pero si ves esa licuadora triturando un iPhone 5 o un Galaxy S3 probablemente te llame la atención. ¿Verdad que sí?

Las cosas excepcionales se definen como cosas extraordinarias, novedosas o impresionantes pero, sobre todo, porque que son dignas de mención. Las cosas excepcionales proporcionan moneda social. Permite que la gente que lo comparte también parezca excepcional. A todos nos gusta “gustar”. Entonces, compartir historias originales, anuncios extraordinarios o vídeos entretenidos hace que las personas que lo comparten parezcan originales, extraordinarias o entretenidas.

La clave para encontrar moneda social en nuestros servicios o productos es pensar qué puede hacer que algo se convierta en más interesante, extraordinario y original. Encontrar ese punto diferencial:

Generar sorpresa

Ejemplo: las licuadoras BlendTec. Una campaña para dar a conocer una línea de licuadoras.

Will it blend?: con un presupuesto 50$ hicieron micro videos de la licuadora triturando diferentes objetos, como por ejemplo. pelotas de golf, iPhone 5S, cámaras reflex, ...etc.  Los vídeos se convirtieron virales en muy pocos días y la marca ganó muchísima visibilidad.

Generar intriga o misterio

Ejemplo: Bar clandestino en Nueva York llamado "Please Don't Tell"  En un local de perritos calientes de muy buena calidad, al fondo a la izquierda hay una antigua cabina de teléfono. Si entras en la cabina, descuelgas el teléfono y marcas la clave correcta podrás pasar. Como si fuera una película de James Bond, tras la cabina se abre un paraíso del buen alcohol.

Generar exclusividad

Ejemplo: El restaurante Barclay Prime de Philadelphia con un sandwich que costaba 100$. No era más que un sandwich de carne con langosta con un delicioso pan, pero pensaron en la experiencia global del usuario y le pusieron el módico precio de 100$. Hicieron tanto revuelo que durante varios años dieron de qué hablar en los medios de comunicación. La gente se sentía privilegiada por comer un sandwich de 100$.

Generar controversia

Ejemplo: Proyecto brujas de Blair. Una película “Documental” de unos chicos de desaparecieron en la montaña de Maryland en búsqueda de una supuesta leyenda urbana. Los espectadores al ver la película no sabían si era verdad o mentira lo que estaban viendo. La película se rodó, cámara en mano con un presupuesto de menos de treinta y cinco mil dólares y recaudó más de doscientos cuarenta y ocho millones de dólares.

Juegos o concursos

Ejemplo: Heineken. Campaña “Crack the Case”  Esta campaña consistía en un juego que ofrecía al consumidor la posibilidad de involucrarse con la historia y la marca de forma personalizada entorno al estreno de la película Skyfall de James Bond. Casualmente tengo un amigo que ganó el case y me regaló una de las botellas exclusivas de la campaña de heineken que venían dentro de la maleta. ¡Gracias Edu!  😉

 

Hay que encontrar la excepcionalidad interna de las cosas para hacerlas destacar. Una licuadora tan potente que puede triturar lo que sea, un bar clandestino en el que para entrar debes actuar como un agente secreto, un bocadillo tan delicioso que no te importa pagar 100 pavos, una película que te hace dudar si las brujas existen de verdad o no, sentirse privilegiado por haber participado en el juego Crack the Case y conocer a Daniel Craig...

La clave está en detectar qué hace que tus ideas sean únicas para hacer que la gente quiera hablar de ello. Si de verdad quieres profundizar en cómo redactar contenidos web, te recomiendo que compres el libro y lo leas, no es nada caro y vale la pena todo lo que puedes llegar aprender de la mano de Jonah Berger.

 

La imagen de la portada pertenece a un post que me pareció bien simpático. ¿Si las tipografías fueran gatos?

Espero haberte sido de ayuda. ¡Hasta la próxima!

 

Deja un comentario

Alimenta con lectores tu blog

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Del blog al éxito

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Como triunfar con tu tienda online

Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Fotografía de producto

Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×