He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

Identidad corporativa, que proyectamos y que percibimos.

Escrito por: Diligent Team

Como ya he hablado antes, la identidad corporativa es la síntesis bien simplificada de los valores y virtudes que necesita dar a conocer un negocio o empresa a su público. Ahora bien, no es lo mismo, la identidad que se quiere proyectar a la percepción que el público pueda interpretar de ella. El objetivo principal es lograr un equilibrio entre lo que se quiere proyectar y lo que se percibe de la empresa.

Es muy común pensar que desarrollar una buena identidad corporativa sólo se lo pueden permitir las grandes empresas, y más aún pensar que una identidad corporativa debe ser “Simplemente Bonita”.  Es usual caer en ese error, lo bonito es subjetivo y lo que a ti te guste no necesariamente me guste a mi. La identidad de un negocio es la base de todas las estratégias y tácticas de comunicación, con lo cual, debe ser bien pensada para atraer a su público. De ello podrá depender incluso hasta el éxito de la empresa o producto, por la simple razón que una buena identidad te hará diferenciar y destacar de tu competencia llamando la atención a tus clientes potenciales.

Por otro lado, es muy común confundirse un poco con todos estos conceptos, no es lo mismo la identidad corporativa que la imagen corporativa. Leyendo un estudio universitario sobre la imagen corporativa en los ecosistemas locales de Ana Belén Fernández Souto, me pareció oportuno definir las diferencias.

Identidad corporativa: Es el concepto sintetizado que un negocio o empresa tiene de sí misma y necesita proyectar.

Imagen corporativa: Es el sentimiento o concepto que tiene el público sobre una empresa. Aquí interviene las diferentes opiniones que tienen de la marca en relación a sus creencias, conocimientos, preferencias, impresiones, experiencias.

Comunicación corporativa: El objeto de la comunicación corporativa no es más que proyectar la identidad corporativa y hacer que el público la perciba adecuadamente.

Con lo cual, si queremos que el público tenga la interpretación que necesitamos es primordial mantener una COHERENCIA DE MARCA. Es vital que la personalidad de la marca se transmita de manera coherente en todas las tácticas de comunicación. Está claro que no todas las personas perciben una marca de la misma manera, pero se trata de llegar al público que más nos interesa para impactar correctamente y atraerlos.

Sin embargo, pueden haber ciertas licencias ya que una misma marca puede tener productos para diferentes públicos. Pero a pesar de que la estrategia de comunicación deba ser adecuada para cada público, la marca debe seguir una coherencia en todas las tácticas. Un ejemplo de ello podría ser una empresa del sector de la alimentación que tenga productos para niños y al mismo tiempo para adultos. La estrategia de comunicación de cada producto serán totalmente diferentes para cada público, sin embargo siempre mantendrá su marca igual como podría ser Nestlé o Danone.

Te propongo algunos motivos por los cuales hay que tener una buena identidad.

- El posicionamiento adecuado hará que tu público sienta empatía por la marca y generará reputación.

- Proyectar credibilidad y confianza. Es un hecho que si no creen en ti, no te compraran.

- Diferenciarse de la competencia ofreciendo un valor emocional.

- La coherencia denotará profesionalidad y seriedad en la gama de servicios o productos. Incluso en los diferentes canales de comunicación tanto offline como online.

En fin, el usuario cada vez es más exigente y querrá vivir experiencias más personalizadas. El gran desafío es conseguir cautivarlo y lograr que interactúen con al marca. Para ello hoy en día hay varios canales 2.0 para brindarle al usuario esa experiencia y acercarte más a él, para compartir vivencias y conocimiento. Este valor hará fidelizarlo y al final convertirlo en prescriptor.

 

Comments

Daniel Agudelo - Fotógrafo Comercial
24 septiembre, 2018 at 11:08 am

Hola Jerom,
Es muy importante que exista esa coherencia entre cómo queremos mostrarnos y cómo nos perciben nuestros clientes; porque de ésta dependerá el éxito de la comunicación.

    Jerom
    28 septiembre, 2018 at 6:48 pm

    Hola Daniel y gracias por tu comentario.
    Un abrazo!

Deja un comentario

Alimenta con lectores tu blog

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Del blog al éxito

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Como triunfar con tu tienda online

Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×
Fotografía de producto

Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir la newsletter de diligent

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

×