He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

Blog Archives

Por qué el mantenimiento de una web es fundamental

Escrito por: Jerom

Tras horas y horas de diseño, desarrollo y pruebas, por fin tienes tu reluciente página en el aire. Las visitas empiezan a llegar y todo empieza a ir bien. Puede ser tentador pensar que ha llegado el momento de tumbarte en el sofá, total, todo va como la "seda". Pero no. Te queda una parte fundamental en la gestión de una página y que a menudo es subestimada o, incluso, olvidada. Por eso hoy os quiero hablar del mantenimiento de una web.

Cualquier maquinaria física sufre un deterioro con el paso del tiempo, esa es la razón por la que tenemos que pasar la ITV con el coche. Y aunque una página web no sea algo físico, ocurre exactamente lo mismo. Con el tiempo puede ser cada vez menos eficiente, pequeños bugs que en un primer momento (ni notamos), pueden crecer y acumularse, la velocidad de carga de tu página puede reducirse dramáticamente y la seguridad de la página puede quedarse desactualizada, con los peligros que ello conlleva, como el ser pirateada. Si ocurre algo dramático, querrás tener una copia de seguridad.

Fundamentalmente existen dos formas de mantenimiento de una web:

  • Mantenimiento preventivo: se trata de una serie de tareas ejecutadas cada cierto tiempo enfocadas a evitar la aparición de problemas o la detección temprana de posibles errores antes de que afecten realmente el funcionamiento de la web.
  • Mantenimiento reactivo: es el enfocado a corregir aquello que ya está afectando la correcta actividad de tu página.

El problema es que en muchas ocasiones nos olvidamos del primero y dependemos en exceso del segundo, cuando una rutina de comprobaciones bien establecida nos permitiría evitarnos muchos dolores de cabeza antes de que nos hagan perder visitas o ventas.

 

Puntos clave del mantenimiento de una web

A la hora de tratar el mantenimiento de una web hay mucho que tratar, pero hay una serie de puntos clave que no se pueden olvidar:

  • Seguridad de tu web: este es quizá el aspecto más importante. La seguridad web está en evolución constante y es fundamental que la tuya esté actualizada. Además, también hay que corregir todas las posibles vulnerabilidades.
  • Mejorar la velocidad de carga: si todo va bien, a medida que aumentan las visitas lo más probable es que descienda tu velocidad de carga, y eso puede repercutir en que las visitas salgan huyendo y en que tu posicionamiento SEO empeore. Por eso se necesitan retoques constantes en tu web y en tu servidor.
  • Comprobar el estado de tu web: ¿se cae tu web habitualmente? ¿se realentiza en momentos con un pico de tráfico?  ¿por qué? Hay muchos parámetros de una web que necesitan una monitorización constante para conocer su estado.
  • Realizar copias de seguridad: nunca se valorará lo suficiente este punto. Bueno, sí, lo valorarás si ocurre una catástrofe fatal y no las has hecho un respaldo de tu web. Hazlo habitualmente y guárdalas fuera del servidor de la web.
  • Subida de contenido: como hemos dicho anteriormente el ciclo de vida de una web no se detiene al ser publicada, continua y evoluciona en el tiempo (por la sencilla razón de que las webs suelen crecer en contenido). Estos nuevos contenidos pueden ser desde actualización de productos, publicaciones en el blog, servicios, etc.Ahora bien, es muy común que la gestión de una web lo lleve más de una persona y, muy a menudo, la subida de imágenes y/o vídeos no suele ser la adecuada por carecer un protocolo de publicación web. Para que te hagas una idea, la subida de imágenes pesadas es uno de los motivos por lo que más ralentiza el tiempo de carga de una web, sobre todo en móvil. Parte del mantenimiento es velar que el nuevo contenido publicado siga los parámetros adecuados para mantener que el engranaje de la web fluya correctamente sin afectar el tiempo de carga.
  • Otras tareas adicionales: como añadir nuevas secciones, actualizaciones estéticas, comprobar que no haya enlaces rotos, comprobar el almacenamiento del servidor, comprobar posibles conflictos entre plugins...

 

el mantenimiento de una web es fundamental

Hablando de conflictos entre plugins

Me parece interesante ampliar este último punto si tu web se basa en WordPress.

Verás, WordPress es un gestor de contenidos en el que se suele trabajar con varios módulos y plugins a la vez. La mayoría de los plugis son desarrollados por empresas externas y suelen publicarse con la compatibilidad de la última versión de WordPress de ese momento. Dicho esto, cuando WordPress lanza por su cuenta una nueva actualización, no necesariamente los plugins o módulos que tiene instalado tu web corren con esa misma versión con lo que si actualizas todo de golpe suele generar toda clase de conflictos (Incompatibilidades).

Te doy un ejemplo, imagina que tienes una linda tienda online hecha en WordPress a dos o tres idiomas. Para la actualización de una tienda así hay que tener en cuenta, como mínimo, 3 variables principales: WordPress (Gestor de contenidos base), Woocommerce (Módulo de gestión de la tienda online) y WPML (Sistema multilenguaje). Si actualizas el wordpress sin prever que ésta nueva versión es compatible con el WPML o Woocommerce o viceversa, lo más probable es que te vaya a fallar, tanto en la interfaz gráfica de la tienda como en el circuito del proceso de compra!

Te cuento esto porque nos ha pasado infinidad de veces con varios de nuestros clientes que se han dejado llevar por la tentación de actualizar el WordPress por su cuenta (sin consultar), y luego tenemos que recurrir a los respaldos de seguridad generados para recuperar la web.

El procedimiento ideal sería contar en tu propio servidor un entorno de pruebas, tener allí una versión espejo de tu web o tienda online, de modo que se pueda hacer todas las actualizaciones necesarias sin afectar a la versión que está en producción. Una vez la web supera todos los test de calidad, se publica en producción con la tranquilidad de que no habrán sorpresas ni incovenientes.

 

Ventajas de contratar el mantenimiento de una web

El mantenimiento de una web es una tarea altamente técnica. Salvo que tengas unos conocimientos de informática muy elevados, es posible que muchas de las tareas que conlleva te vayan grandes. Algunas de las ventajas de contratar a alguien que te lo gestione son:

  • Tardarán menos tiempo en detectar la raíz de un problema y en dar con su solución.
  • Tendremos una mayor seguridad de que el problema ha sido resuelto de verdad y por un profesional que comprende bien como funciona una web por dentro.
  • Ahorraremos un tiempo precioso que podemos dedicar a algo que realmente sí dominamos y en el que sí podemos aportar.
  • No quedará relegado a un segundo plano. Es muy humano centrarnos en aspectos que nos gustan y que se nos da bien. Si nos ocupamos nosotros del mantenimiento de la web, es muy posible que lo dejemos de lado.

 

¡Espero que esta entrada os sirva para comprender la importancia del mantenimiento de una web para que no lo dejéis de lado! ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Alimenta con lectores tu blog

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

×
Del blog al éxito

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

×
Como triunfar con tu tienda online

Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

×
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí | X