He leído y acepto la política de privacidad

    Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

    Marketing para restaurantes: en una carta, menos es más

    Escrito por: Diligent Team

    Muchos restauradores tienen la creencia errónea de que, si ofrecen más productos en su carta, serán más versátiles y así podrán atraer a todo tipo de targets, lo que se traducirá en más clientes. Cualquiera que maneja un poco el tema marketing para restaurantes, sabe que esto es un craso error. A continuación te explicamos por qué:

    Marketing para restaurantes en la carta: inconvenientes logísticos de tener una carta larga

    ¿Por qué el tener una carta con varios tipos de cocina y muchos platos no es rentable?  La primera razón es muy simple: aprovisionamiento. A más platos en carta, tendrás que comprar más productos para mantenerla y, si no salen, te verás obligado a tirar comida. ¡Tirar comida es como tirar tu dinero! Por otro lado, atosigarás las líneas de cocina: ellos ya tienen sus tiempos, espacios para cada elaboración etc. Todo lo que añadas a cocina significará añadir dificultad y favorecerá un descenso en el ritmo que, en sala, significará más tiempo de espera entre plato y plato.

    Pero, para mí, la mayor razón de peso, es esta: cuando abriste tu restaurante, escogiste a tu cocinero porque dominaba un tipo de cocina concreto y no tiene por qué tener la versatilidad para saber preparar al mismo nivel platos de otras gastronomías. Fíjate en los restaurantes indios que también ofrecen paellas. ¿A que  las paellas no valen nada? Zapatero, ¡a tus zapatos!

    Cartas largas vistas desde el marketing para restaurantes: pérdida de identidad

    Una cosa está clara: la competencia entre restaurantes es feroz y, si se trata de Barcelona, más. Entonces ¿qué va a hacer que los clientes vengan a ti? Está claro, destacar entre los demás. ¿Cómo? Ofreciendo algo distinto: puede ser un concepto, el espacio, la cocina, el servicio... La idea de intentar condensar todo lo que ofrecen los demás para quedarte con sus clientes no funciona. En marketing de restaurantes, lo que funciona es cubrir las necesidades de un grupo concreto de clientes. Con tantas opciones especializadas y de calidad, es difícil que te elijan a ti por tener de todo y más cuando no es tu especialidad. Normalmente, los restaurantes con cartas tan largas partieron de un concepto y, como vieron que no acababa de tener éxito, decidieron agregarle más productos.

    Pondré como ejemplo un restaurante inglés que conozco: la decoración del restaurante es auténtica y son expertos en comida inglesa. Pero luego, como salido de la nada, tienen un apartado de tapas: jamón, croquetas… A mí, cuando vi eso en la carta, me echó para atrás :S. Pero es que, además, es de cajón: si me apetece comer croquetas, no voy a ir a una taberna inglesa ¡es de locos! Si por alguna razón pido croquetas y no me gustan, condenaré al restaurante. Hablando de esto con el dueño, le pregunté: -¿hay mucha gente que te pide tapas? Y, como me esperaba, me dijo que no. - Entonces ¿para qué lo haces?

    Diversificar tu carta hace que tu restaurante pierda identidad y, por lo tanto, atractivo para tus clientes. No te percibirán como auténtico y acabarán buscando a alguien que sí lo sea. Esto, unido al hecho de que no dominarás los platos que no sean de tu especialidad, hará que la gente acabe yéndose a otro sitio. Si quieres aumentar tus ventas, reinventa tu carta en base a tu concepto: si hay platos que no pide nadie, ¡cámbialos! Añade platos de temporada, cámbia la carta cada estación… Si haces esto, tus clientes percibirán que tu producto es fresco y de calidad, que eres coherente con la gastronomía que representas y, además, los clientes asiduos tendrán nuevos alicientes. Marketing para restaurantes significa brillar entre los demás. ¡Ofrece algo diferente!

    Si ves que tu concepto no funciona, piensa en qué es lo que hace que no funcione y cámbialo. Quizá haya muchos como tú en la zona, o tu target tiene más poder adquisitivo que la gente que vive en la zona de tu restaurante. Detectar las necesidades y gustos de tus clientes y aplicarlos en una carta reducida se traducirá en una cocina eficiente, un buen servicio y, en definitiva, clientes más contentos. ¡Todo son ganancias!

    ¿Buscas innovar con tu carta? ¡Aplica un poco de marketing para restaurantes!

    Alimenta con lectores tu blog

    Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

      Acepto las política de privacidad

      Acepto recibir la newsletter de diligent

      Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

      ×
      Del blog al éxito

      Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

        Acepto las política de privacidad

        Acepto recibir la newsletter de diligent

        Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

        ×
        Como triunfar con tu tienda online

        Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

          Acepto las política de privacidad

          Acepto recibir la newsletter de diligent

          Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

          ×
          Fotografía de producto

          Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

            Acepto las política de privacidad

            Acepto recibir la newsletter de diligent

            Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

            ×