He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

Blog Archives

Cómo hacer un test de usabilidad de una página web

Escrito por: Jerom

Acabar de programar tu web y que todo funcione como debería no quiere decir que le puedas dar ya la botón de "publicar" y olvidarte del asunto. Ni mucho menos. Si queremos que nuestra web triunfe y alcance los objetivos marcados debemos asegurarnos de que la interfaz que hemos elegido es intuitiva para el usuario y que su diseño sirve a nuestros intereses. Por eso hoy os quiero explicar cómo hacer un test de usabilidad.

Medir la usabilidad de una web no es fácil porque depende mucho de la habilidad y de la experiencia del usuario. Además, nuestra opinión no tiene un gran valor ya que conocemos bien la web y desvirtuaríamos el resultado de la prueba. Sin embargo, hay una serie de tests que nos pueden ayudar a valorar nuestra experiencia de usuario y el trabajo que hemos realizado con el diseño de la interfaz.

 

hacer un test de usabilidad de una web

Test de usabilidad por tareas y objetivos

Posiblemente el test de usabilidad más usado y uno de los más útiles. Básicamente, consiste en reunir a una serie de personas (Focus group) y observar cómo navegan por tu web mientras les pides que realicen tareas concretas. Estas pueden ser:

  • Objetivos cruciales: pídeles que realicen el objetivo final de tu página, como por ejemplo, que lleguen a una ficha de producto y compren o hagan un pedido, o que lleguen a tu portafolio.
  • Objetivos inmediatos: por ejemplo, encontrar la información de contacto, horarios de apertura.
  • Objetivos de conversión: pídeles que realicen acciones que pueden llegar a convertirles en clientes, como suscribirse a tu newsletter o consultar precios.

No des ninguna pista sobre cómo se debe realizar la acción. Sé lo más concreto al transmitir los objetivos, pero a la vez no desveles qué deben hacer.

 

Test de usabilidad de los cinco segundos

Por lo general, los usuarios tardan 8 segundos en formarse una primera impresión de una página web. ¿Les parece profesional? ¿amateur? ¿hay demasiados elementos? ¿es un diseño limpio? ¿la usabilidad es intuitiva? Este primer vistazo puede ser vital para que el potencial cliente siga navegando o salga pitando. El test de los cinco segundos nos puede ayudar y mucho a controlar este primer golpe.

Como habrás deducido, consiste en enseñar durante cinco segundos tu página a una persona y pedirle que te describa qué es lo que le ha parecido. Seguramente recibas respuestas diversas y un tanto vagas, pero te servirá para hacerte una idea de qué sensaciones transmite, de entrada, tu web. Eso sí, es importante que no expliques a los participantes qué vas a hacer. Se lo enseñas y luego preguntas. También es una buena idea hacer un test A/B a ver qué funciona mejor.

 

La página desenfocada

Algo que sí podemos hacer por nosotros mismos y que nos permitirá ver de forma rápida si nuestra web queda jerarquizada tal y como pretendíamos es hacer esta sencilla prueba, que consiste en sacar una captura de pantalla de nuestra página (que puedes hacer con esta extensión de Chrome)  y a continuación desenfocarla (por ejemplo aplicando desenfoque gaussiano con Photoshop).

test de usabilidad pagina desenfocada

De esta forma, dejaremos de centrarnos en los contenidos de la web para ver claramente los bloques que las forman y comprobar cuáles son los bloques que destacan. Si estos son los que más nos interesan, vamos por el buen camino. Si no, habrá que empezar a retocar cosas.

 

¿Qué objetivos debe cumplir nuestra web?

Cada web es un mundo y no hay una respuesta universal. Sin embargo, hay una serie de preguntas que debes realizarte antes de dar por bueno tu trabajo:

  • ¿La web cumple con sus objetivos?
  • ¿Satisface las necesidades del usuario?
  • ¿Es eficiente e intuitiva?
  • ¿Mantiene la consistencia apariencia-funcionamiento?
  • ¿Queda claro de qué marca y negocio se trata?
  • ¿Cumple con la imagen corporativa?
  • ¿Existen enlaces rotos? ¿tiene un buscador?
  • ¿Están las imágenes optimizadas?
  • ¿Carga a una velocidad correcta?
  • ¿Están los banners optimizados y ubicados adecuadamente?
  • ¿La redacción es corta y concisa?
  • ¿Se ofrece feedback adecuado al usuario (por ejemplo un mail de confirmación?
  • ¿Es fácil contactar contigo?

Espero que esta entrada os sirva para mejorar vuestros tests de usabilidad.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Alimenta con lectores tu blog

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

×
Del blog al éxito

Recibe el ebook en formato pdf y empieza a desarrollar tu blog desde hoy.

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

×
Como triunfar con tu tienda online

Descarga el eBook en Formato PDF y empieza a desarrollar tu tienda online.

Al darte de alta te suscribes a la newsletter de diligent. Solo te enviaremos contendido interesante para proyectos digitales

Acepto las política de privacidad

Acepto recibir contenido o propuesta comercial de diligent

×
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí | X